agua micelar

Agua micelar: ¿Qué es y para qué sirve?

Según un estudio de Birchbox, del 89% de las mujeres que limpian su rostro diariamente, un 62% lo hace con agua micelar.[1] Y es que este producto se está ganando cada vez más la confianza de muchas personas para cuidar su piel.

Desde Esylma nos preocupamos por la belleza, el bienestar y la salud de vuestra piel. Por ello, hoy queremos hablar de este tipo de producto de cosmética facial cada vez más reconocido y valorado, el agua micelar.

¿Qué es el agua micelar?

El agua micelar es una solución dermofarmacológica que se hizo muy popular entre las mujeres francesas en 1913 y que saltó al resto del mundo en la década de los 90. Se trata de un producto de cosmética e higiene formado por dos componentes, micelas y agua blanda.

Las micelas son moléculas de aceite con dos polos, uno hidrófilo (que es soluble en agua) y otro lipófilo (que atrapa aquellas sustancias incompatibles con el agua). Gracias a estas características, estas moléculas son capaces de atraer la suciedad del rostro, aislarla y transportarla en el agua hasta eliminarla.

Por otra parte, el agua blanda es agua purificada, con bajas concentraciones de magnesio y calcio. A diferencia del agua normal, esta no contiene elementos irritantes como la cal o el cloro, y generalmente, tampoco se le añaden colorantes, aromas, alcohol, parabenos o jabón.

¿Cuáles son sus beneficios?

El agua micelar limpia y desmaquilla la piel en un solo paso y de forma profunda. Las micelas actúan como un fuerte imán de la suciedad e incluso son capaces de eliminar los maquillajes más duros, como el waterproof.

Por otra parte, gracias a sus componentes, no solamente elimina las impurezas y la grasa de la piel, sino que también la deja suave, tonificada e hidratada. Debido a esto, para muchas personas se trata de un producto todoterreno y todo en uno.

Finalmente, cabe destacar que es una solución ideal para todo tipo de piel, tanto grasa como sensible. No reseca ni irrita, y su composición no aporta más grasa a las pieles con acné, sino que elimina impurezas que la agravan, como sebo y células muertas.

¿Cómo se utiliza?

Para obtener todos los beneficios del agua micelar es importante aplicarla por la mañana y por la noche.

Si la empleamos por la mañana eliminaremos las sustancias que la piel ha generado por la noche (como sebo o células muertas).

Aplicarla por la noche, antes de irnos a la cama, aunque no nos hayamos maquillado también es fundamental, ya que eliminaremos restos de impurezas que a la piel se ha expuesto (como contaminación, polvo…).

En cuánto a su aplicación, esta debe realizarse de la siguiente manera. En primer lugar, debemos aplicar generosamente el producto en un disco de algodón y empezar por presionar cada uno de los ojos por 20 o 30 segundos.

A continuación, con otro disco, deberemos seguir limpiando el resto del rostro (frente, barbilla, nariz, pómulos, labios y cuello).

Es fundamental que no se arrastre el disco por la cara, sino que se lleven a cabo pequeños movimientos circulares y ligeros toques.

Finalmente, no es necesario aclararla, sino que es mejor dejar respirar a la piel para que absorba el producto.

En Esylma contamos con nuestra agua micelar con todos estos beneficios. ¡No os perdáis la solución práctica y eficaz para tener una piel limpia, sana y bonita! ​​Ahora ya sabéis más sobre el agua micelar y sus beneficios. Si precisáis más información, os invitamos a conocer nuestro universo Rostro.


[1] ARMAS GIL, Eva. El País. Julio de 2021. “Se vende una cada segundo: ¿qué tiene el agua micelar para arrasar en todo el mundo?” [WEB] Consultado el día 18 de enero de 2022. Recuperado de: https://elpais.com/escaparate/2021-07-21/todo-sobre-el-agua-micelar-mas-vendida-del-mundo-es-de-bioderma-y-se-compra-una-por-segundo.html