Cómo relajar la mente del estrés

Encuentra un lugar tranquilo. Siéntate. Cierra los ojos. Coloca una mano sobre tu estómago y la otra sobre tu corazón. Inspira profundamente. Mantén la respiración y cuenta en silencio del 1 al 7. Ahora exhala y cuenta hasta cuatro. Saca todo el aire de los pulmones. Y repite este ejercicio al menos cuatro veces. ¿Lo sientes en tu interior? ¿Escuchas ruidos o solo silencio?

Los ejercicios de respiración son un método eficaz para relajar la mente, el cuerpo, o ambos, del estrés, pero no el único. A continuación, desde Esylma averiguamos para ti cuáles son los que funcionan mejor.

Métodos para relajar la mente del estrés

Tu mente es un refugio propio. El estrés se suele infiltrar en la mente de esta forma: arrepentimientos del pasado, preocupaciones -la palabra «preocupación» significa ocuparse con insistencia de algo antes de que suceda- por el futuro, y pensamientos ansiosos.

Estos son 7 consejos para relajar la mente del estrés y conseguir una catarsis de emociones positivas:

  1. Escucha música relajante. Mientras duermes, escucha sonidos propios de la naturaleza, así como olas del mar, y siente la brisa en tu piel. Otra opción para restaurar la calidad de vida y mejorar la salud y el bienestar son las sesiones de musicoterapia. ¡Y si aún no lo has hecho, dale al play a nuestra playlist!
  2. Practica meditación plena y consciente. El objetivo es enfocar la atención en las cosas que están sucediendo en el momento presente, sin intentar cambiarlas. Practica mindfulness y mantente presente. Aquí, ahora, y nada más.
  3. Coge papel y tinta y escribe tus sentimientos. Otro método para alejarte de las preocupaciones cotidianas, una vía de escape, son las manualidades, o bien colorear mandalas.
  4. Haz puzles u otros juegos de concentración.
  5. Apaga todos los dispositivos móviles para desarrollar una rutina nocturna y sin presiones.
  6. Prueba la relajación autógena, que consiste en repetir palabras en tu mente. Por ejemplo, practica técnicas de visualización de imágenespara profundizar más en las sensaciones. Un ejemplo es cerrar los ojos e imaginar que hay un tronco que desciende lentamente llevado por la corriente de un río. Bórralo de la mente y luego, visualízalo de nuevo.
  7. Lee textos con pensamientos positives antes de ir a la cama.

¿Cómo relajar el cuerpo del estrés?

El cuerpo es un símbolo del universo. Hay veces en que se deja traspasar por otras energías y se expresa en todo su potencial.

Estos son 8 consejos para relajar el cuerpo del estrés y cuidarlo en todas sus dimensiones:

  1. Toma un baño relajante con agua tibia y mousses de ducha. ¡Adiós distracciones!
  2. Haz yoga o taichí en casa o en un centro especializado. Los estiramientos destensan músculos y alivian el estrés.
  3. Prueba la relajación progresiva de los músculos. Tensionar y relajar los músculos reduce el estrés, el insomnio y la tensión muscular. ¡Toma conciencia sobre las sensaciones físicas!
  4. Haz caminatas al aire libre y deja que el sol acaricie tu piel.
  5. Date un automasaje para dedicar un momento a tu propio bienestar.
  6. Toma infusiones, ya que contienen efectos calmantes. Los problemas desaparecen, aunque sea por unos instantes.
  7. Llevar una rutina de alimentación equilibrada.
  8. Perfuma tu casa y crea un ambiente de relajación. Estos son algunos trucos: difusor de aceite esencial, aceite de rosa mosqueta, flores secas y naturales, saquitos aromáticos y velas. ¡La aromaterapia no falla!

Ahora ya sabes cómo relajar el binomio cuerpo-mente del estrés y de los quehaceres del día a día. Si precisas más información, te invitamos a conocer nuestro universo Alma.