¿Qué causa alergia en la piel? ¡Evitadla!

La piel está constantemente expuesta a posibles agresiones, además, debido a sus características particulares puede sufrir en mayor o menor medida. Un ejemplo son las pieles con tendencia alérgica. Desde Esylma nos preocupamos por la salud y belleza de vuestra piel, por ello, hoy os hablaremos acerca de este tipo de piel y de qué causa alergia en la piel, para que actuéis correctamente.

¿Qué es una piel con tendencia alérgica? ¿Es lo mismo que una piel sensible o reactiva?

Una piel con tendencia alérgica es aquella piel que sufre reacciones como respuesta del sistema inmune ante un alérgeno.

Los síntomas de una alergia cutánea son picor intenso, enrojecimiento, hinchazón y aparición de sarpullido. Aparecen inmediatamente tras el contacto con la sustancia y son temporales.

Las diferencias con la piel sensible y la reactiva es que la piel sensible experimenta molestias como tirantez, escozor, picor, pero no síntomas visibles. La diferencia entre la piel reactiva y la piel alérgica es que la piel reactiva aparece tras un contacto con un irritante (no un alérgeno), y presenta las mismas molestias que la piel sensible, además de enrojecimiento, pero durante un período corto.

¿Qué causa alergia en la piel?

Una alergia que se manifiesta a nivel cutáneo puede ser causada por alérgenos como ciertos alimentos, si bien, es muy frecuente la dermatitis por contacto. Algunos ejemplos son reacciones cutáneas a componentes de maquillajes o productos cosméticos, como los siguientes:

  • Fragancias y aceites esenciales.
  • Conservantes, como los parabenos.
  • Emolientes.
  • Ingredientes activos ácidos, si se hallan en alta proporción o la piel no está acostumbrada a ellos.
  • Otras sustancias químicas, como filtros solares.

Aunque los productos químicos y sintéticos tienen mayor tendencia a ser irritantes y dañinos, cabe destacar que, en casos de alergia, los productos naturales también pueden afectar.

Esto no se debe a que el producto sea perjudicial, simplemente a que cada cuerpo tiene distinta reactividad a los alérgenos. Un ejemplo es que una planta puede generar alergia a alguien y a otro individuo no.

¿Cómo podemos actuar para tratar y evitar la alergia en la piel?

En el caso de que una piel presente una reacción alérgica a un producto, lo primero que se debe hacer es eliminar el alérgeno, es decir, abandonar el uso del producto en cuestión.

Seguidamente, se debe dejar que la piel se recupere y ofrecerle un tratamiento calmante e hidratante.

Una vez recuperada, antes de introducir un nuevo producto, deberemos realizar una prueba epicutánea (o de parche) en el antebrazo para comprobar si produce reacción.

En todo caso, recomendamos fórmulas suaves e hipoalergénicas, que no generen alergia, pero tampoco hagan que la piel sensible o reactiva sufra.

En Esylma contamos con una amplia gama de productos de limpieza facial y desmaquillantes que no únicamente limpiarán profundamente vuestra piel, sino que también la mimarán.

El agua micelar es un producto de limpieza facial muy respetuoso, que no daña la capa protectora de la piel.

Además, en el caso del desmaquillado, el uso de discos de algodón hipoalergénicos nos ayudará a ofrecer a nuestra piel una higiene óptima, sin resecarla, irritarla o causarle alergia.

​​Ahora ya sabéis más acerca de qué causa alergia en la piel y cómo cuidarla. Si precisáis más información, os invitamos a conocer nuestro universo Rostro.